4 consejos para disfrutar del paseo con tu perro

Pasear a nuestro perro o perra suele ser una de las cosas que más nos gusta hacer. Disfrutamos de un tiempo juntos, despejamos la mente, hacemos algo de ejercicio y fortalecemos el vínculo. Quizás la situación te suena: vas a salir de casa con tu mascota, le pones la correa, bajas a la calle y el camino se termina convirtiendo en tirones, ladridos con otros animales y pérdida de control. No eres la única persona a la que le pasa, suele ser algo bastante común. Por esta razón hoy en el blog de Ágora traemos cuatro consejos básicos para disfrutar al máximo de un paseo. 

Tienes que dejarle claro quien manda

Es crucial que el animal sea que quien manda eres tú y no es una cuestión de poder, es de seguridad. Tienes que ser tú quien lleve el control de las situaciones para evitar problemas como peleas o ataques a personas. Desde el principio le debe quedar claro que serás tú quien le guíe durante el paseo y quien decida.

Si consigues que tu perro te obedezca y te respete será mucho más fácil disfrutar del paseo ya que no te sentirás preocupado por si la situación se te va de las manos.

Ansiedad fuera

Otro de los puntos importantes para tener una caminata tranquila es deshacernos de los nervios y la ansiedad. Ese rato debe ser para relajarnos, liberar estrés y hacer algo de ejercicio así que no podemos afrontarlo de forma ansiosa. ¿Cómo evitemos que esta sensación aparezca en nuestro animal? Para empezar solo le pondremos la correa cuando esté tranquilo, si lo vemos corriendo, ladrando y dando brincos, no lo sacaremos. Además mientras vayamos por la calle evitaremos que se altere y si lo hace pararemos hasta que vea que así no seguiremos.

Es importante marcarle las pautas y las normas para poder disfrutar de un rato con tu compañero o compañera.

Tiempo

Es recomendable sacar a tu mascota, como mínimo, tres veces al día. Pero además hay que tener en cuenta que los paseos deben tener una duración mínima. Lo aconsejable son, como mínimo, unos 20 minutos. Tenemos que tener muy presente que ese tiempo sirve a nuestro perro para conocer el entorno, interactuar con otros animales y hacer ejercicio.

Correa corta

Se recomienda utilizar una correa corta. De esta manera mantendremos la situación más controlada, evitaremos que el animal se nos escape o tenga algún conflicto. A la vez que se recomienda que la cadena sea corta también tenemos que tener en cuenta que nuestra actitud debe ser relajada y tranquila, para no transmitirle al animal estrés y nerviosismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *