Cuidar el pelo del Shih Tzu

La raza shih tzu se considera originaria de China y el Tíbet. Es una raza de perro bastante popular y se caracteriza por su personalidad sociable, juguetona y cariñosa. Una de sus principales particularidades es su tamaño pequeño y su gran cantidad de pelaje, por esta razón hoy vamos a hablar sobre el cuidado del pelo del perro shih tzu.

¿Cómo bañar a tu shih tzu?

El baño es crucial para mantener el correcto cuidado del pelo de los perros shih tzu ya que no solo consigue que esté limpio sino que también ayuda a prevenir que se formen nudos.

Si te preguntas cuántas veces deberías bañar a tu perro la respuesta es sencilla: depende. En función de las actividades que realice el animal, la cantidad de veces que esté al aire libre, las zonas donde juega, donde pasea, etc. Lo aconsejable es bañarlo una o dos veces cada mes, pero en caso de que salga mucho a la calle y se ensucie con frecuencia se puede aumentar el número de veces que se le mete en la ducha.

¿Qué pasos debemos seguir para bañar a nuestro perro?

Lo principal es cepillar el pelo antes de bañarlo. De esta manera podremos encontrar nudos y tratar de  deshacerlos.

Una vez que ya hemos cepillado a nuestro animal vamos a la ducha y buscamos la temperatura perfecta. Dejamos que corra el agua para evitar que esté demasiado fría o demasiado caliente. Lo ideal es conseguir agua tibia y que el ambiente en el baño sea cálido para evitar que se resfríe o le bajen las defensas.

Antes de meterlo en la bañera le pondremos dos pedazos de algodón en forma de bolitas en las orejas, así evitaremos que entre agua y se ocasiones infecciones o sufra otros  problemas. Ahora ya podemos meterlo en la ducha.

Empezaremos a mojarlo de forma gradual, primero por la zona de abajo y después por la de arriba. En caso de que notes que está inquieto o intranquilo lo recomendable es usar tu voz para calmarle y tranquilizarle.

Se debe mojar todo el cuerpo menos los ojos. Cuando ya esté todo húmedo utilizaremos un champú especial para esta raza de perro pequeño y lo aplicaremos. Es importante no frotar, sino extender el producto por todo el pelaje para evitar que se enrede y se formen nudos. Esperaremos unos tres o cuatro minutos hasta que el champú haya hecho efecto y lo aclararemos con abundante agua.

Cuando ya no quede más champú en su cuerpo aplicaremos el acondicionador especial para perros. La manera de hacerlo será igual que antes, esparciéndolo por el cuerpo pero sin frotar. Puedes elegir entre distintos formatos de acondicionador: que no necesite enjuague, en aerosol o líquido, etc. Es indiferente cual escojas, pero debes usarlo para que el pelaje del perro se mantenga brillante, para evitar la sequedad de la piel y para que sea más fácil secarle.

Igual que hemos hecho antes, y si es necesario, enjuagamos y eliminamos los resto de acondicionador. Después lo sacamos de la ducha poniéndole una toalla alrededor pero sin frotar para evitar enredos.

Secar el pelo de tu shih tzu

Una vez que lo hemos bañado llega el momento de secarlo. Hay que prestar atención a este paso porque es crucial para mantener un buen cuidado del pelo del perro. ¿Qué pasos hay que seguir para secarlo correctamente?

Lo principal es presionar con la toalla sobre el pelaje hasta que veamos que se ha recogido gran parte de la humedad.

Después cogeremos un secador, pero no puede ser cualquiera, debe ser uno especial para perros. Además utilizaremos un peine específico para esta raza. Encendemos el secador y lo mantenemos a una distancia mínima de 20 centímetros  usando una temperatura fría, la más baja que nos permita el aparato, para evitar hacerle daño.

Vamos secando todos los mechones con la ayuda del peina. De esta manera nos aseguraremos de que secamos todas las partes y no queda ninguna zona húmeda o mojada. En caso de no tener peine puedes usar tus manos y tratar de evitar que se formen nudos. Aún así, lo ideal es que acudas a una peluquería canina y compres un cepillo adecuado.

Cuando ya veas que todo su cuerpo está seco puedes pasar al siguiente paso, el cepillado.

La mejor manera de cepillar a tu shih tzu

No solo debes cepillar el pelaje de tu shih tzu después del baño y el secado, se aconseja hacerlo varias veces por semana para eliminar el pelo muerto y grandes nudos que obliguen a recortar el pelo. Puedes cepillarlo cada día, pero si no tienes tiempo suficiente, basta con que lo hagas cada dos días.

La principal ventaja de cepillar el pelo de esta raza es que conseguirás mantener un pelaje suave y evitarás la formación de enredos. Se trata de un animal con mucho pelo y peinarlo ayudará a detectar parásitos y poder extraerlos antes de que se conviertan en un problema mayor.

Para cepillar a tu mascota:

Se recomienda disponer de un peine de rastrillo, un corta nudos y un cepillo de cardas. Así podrás eliminar los nudos, cortar los mechones necesarios y dejarlo bien peinado.

Es aconsejable acostarle para que el proceso de cepillado sea más sencillo.

Humedece el pelaje para que sea más rápido y fácil peinarlo. Para las piernas, el estómago, el lomo y el pecho deberás usar un cepillo. Para las patas, el hocico, las orejas y la cabeza es mejor que uses el peine.

Peina y cepilla en orden. Empieza por las patas y ve hacia la cabeza para no dejarte ninguna zona de su cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *